El Caballo Lipizzano

Blanca belleza, inteligencia y sus armónicos movimientos, resumen al caballo Lipizzano como una raza ideal para adiestramiento y enganche ecuestre.


Origen del caballo lipizzano

La raza equina Lipizzana tiene sus orígenes en el siglo XVI en Eslovenia, cuando el territorio estaba dominado por la monarquía austriaca de los Habsburgo. Para el dominio de tierras los caballos fueron indispensables y,aunque hasta ese momento los caballos eran traídos de España, de la Escuela Española de Equitación, que era reconocida en todo el continente, los conflictos bélicos cada vez más presentes hicieron que fuera necesario que los austríacos se independizaran y por eso, el archiduque austriaco Carlos II, príncipe de las regiones eslovenas, compró el 19 de mayo de 1580 el pueblo Lipica con sus alrededores y sus caballerizas donde se criaban caballos de esta raza.

El caballo Lipizzano se caracteriza por ser de buen carácter, virtudes que hacen que sea apreciado en muchas partes del mundo.
Es un animal que necesita mucha atención y se acostumbra fácilmente al trato con las personas. Se cree que si se logra establecer una relación fuerte entre entrenador y un caballo de esta raza, se verán resultados increíbles de parte de éste último; Es un caballo ideal para el adiestramiento de alto nivel debido no sólo a sus características físicas que lo muestran tan elegante y a su buen carácter sino también a su longevidad y la armonía que representa.

Características del caballo Lipizzano

  • Alzada que va desde 1,55 a 1,67 metros
  • Cuello largo y cubierto de músculos
  • Espalda larga y grupa redonda
  • Extremidades más bien cortas pero fuertes y bien formadas
  • Ojos brillantes, ollares anchos y orejas medianas
  • Crines y cola sumamente sedosas

¿Quieres conocer más acerca de nuestros ejemplares?

CLICK AQUÍ